Etiquetas

, , , , , , ,

Como ya es costumbre, todas las mañanas doy un paseo por esta maravillosa comunidad de blog que ya forman parte de mi familia, luego, solo entonces, salgo al trabajo.

Uno de ellos En un sorbo de café, en donde tomó café todas las mañanas, me encontré hoy con este hermoso post Dos enamorados… (como todos sus post) y le comenté su entrada. Sin percatarnos nació esta especie de poema a cuatro manos ente sorbito y yo, y se me ocurrió publicarlo.

Y voy tejiendo entre el humo y recuerdos tu sonrisa y tu mirada. Pero ya no estás y éste sorbo de café me sabe amargo.

Y me lo tomo sorbo a sorbo… En mi eterno afán de que aparezcas en el fondo de mi taza… Mientras continúa quedándose vacía.

Y ésta tasa sabe ausencia, a mar, a lluvia.

Lluvia que se derrama en mis ojos… Y va quemando mi piel.

Lluvia que inunda mis sentidos y estruja mis deseos… Lluvia que te aleja y te acerca, más no estás aquí.

Y como una ola llegas y te vas… Perdido en tu barca, y yo en la mia… Siempre coincidiendo en el mismo mar.

Y con la misma luna. Tú y yo en el mismo mundo y no nos encontramos.

Porque tú sigues buscando lo que has tenido… Y yo sigo contigo sin que estés tú…

Y te busco y te encuentro en mis noches de ensueños y estiro mis manos y no te alcanzo.

Y a media madrugada… Sólo puedo tocar tu ausencia… Entonces el sueño huye de mis ojos; llega la mañana y Sol sale para todos, menos para mi…

Fin.

Gracias sorbitos por este rato delicioso.

Anuncios